Facebook Twitter
gamesclue.com

Aquí Hay Un Ejercicio Fácil Para Mejorar Su Juego De Texas Holdem

Publicado en Mayo 3, 2021 por Jefferson Smack

Muchos jugadores principiantes de Texas Holdem desarrollan un estilo de juego ajustado pero débil. Tal vez hayan aprendido el valor de jugar solo unas pocas manos iniciales. Apretar los requisitos de sus manos iniciales tiene el efecto de mejorar los resultados del jugador inicial. Por lo general, mejoran de un jugador perdedor a un bengeo o un jugador ligeramente ganador en los límites inferiores.

El problema es que la opresión que el nuevo jugador ha crecido con más manos iniciales de discernimiento se desglosa en su juego de flop y después del flop. Tal juego de peso apretado hace que se doblen con demasiada frecuencia durante las últimas rondas de apuestas. Tienden a ver "monstruos debajo de la cama" cada vez que un jugador opuesto apuesta o aumenta. Un enfoque tan tímido puede deletrear desator, especialmente cuando la olla ha crecido.

Todos sabemos lo difícil que es obtener una gran mano fuerte en Texas Holdem. Sin embargo, a menudo podemos pasar por alto que es tan difícil para nuestros oponentes dibujar una mano fantástica. Es posible que estemos rodando junto con una mano buena pero no excelente y nos detenemos en nuestras pistas cuando aparece una tarjeta de miedo. Claro, nuestro competidor solo puede haberse presentado de nosotros. O bien, pueden usar la tarjeta de miedo para representar una mano grande.

Hay muchos factores que entrarán en su respuesta a la acción de su oponente. Esas acciones están más allá del alcance de este artículo. Pero si te das cuenta de que estás retrocediendo para calentar con demasiada frecuencia; Prueba este simple ejercicio. Puede ser realmente una apertura reveladora. Aquí está el ejercicio: consigue un paquete de tarjetas y trata una ronda de Texas Holdem boca arriba. Observe cuán pocas manos son en realidad grandes entrantes. Observe cuántos son basura.

Ahora piense en todos esos juegos que has jugado cuatro o cinco jugadores siempre estuvieron de fondos. Se jugaban mucha basura, ¿no? Hubo una gran cantidad de perseguir, ¿no? Dé la vuelta a tres cartas al flop. ¿Cuántas manos perdieron el flop por completo? Juega en la mano. Ocasionalmente, una mano buena pero no grande se aferra, a veces no lo hace.

Además, observe con qué frecuencia o qué tan raramente esa tarjeta de miedo coincide con cualquiera de esas manos iniciales. Encontrarás una gran idea de lo difícil que es llenar un recto o al ras. Después de jugar con este ejercicio por un poco, probablemente te darás cuenta de que ha habido muchas veces en tu juego anterior que deberías haber quedado con una mano. También puede ver que ha habido ocasiones en las que podría haber representado con éxito una gran mano a sus oponentes.

Jugar un par de rondas boca arriba de Texas Holdem realmente puede ser un ejercicio de inauguración. Puede ayudar a conducir a casa algunos cursos que ya conoció, pero que realmente nunca solicitó. No hace falta decir que todavía hay situaciones en las que querrás dejar esa mano. Sin embargo, si el juego tímido es la caída, este fácil ejercicio puede ayudar a mejorar su juego y agresividad.